FANDOM


Volumen 1
Owari no Seraph NL 1
Capítulos
Prólogo
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Epílogo
Navegación
← Ninguno Volumen 2

1ª ParteEditar

"A partir de mañana empezarán los exámenes de selección sobre hechicería", dice la profesora mientras escribe en la pizarra.

En resumen, parece una prueba en la que los estudiantes pelean unos contra otros para decidir quién es el mejor.

Por supuesto, los resultados no determinan el futuro de cada alumno; sin embargo, el examen cuenta la gran parte de la evaluación. Al escuchar esto, los alumnos de la clase se ponen nerviosos.

Shinya, que está sentado al lado de Guren, le dice que de esa forma quienes que no luchen en serio tendrán que abandonar la escuela.

Guren se gira y mira a Shinya.

Shinya le pregunta si realmente fue incapaz de evadir sus ataques, y le dice que es o muy obstinado o muy...

Antes de que termine de hablar, Guren le interrumpe afirmando que es débil y que confía demasiado en que está ocultando su fuerza.

Guren provoca a Shinya preguntándole si teme que él sea más fuerte, y le recuerda que fue elegido por la familia Hīragi para ser el compañero de Mahiru. Después dice que Shinya fue el elegido y por lo tanto su relación con Mahiru no es asunto suyo (de Guren).

Shinya se ríe y se pregunta que vería Mahiru en Guren.

La profesora explica que si una sola persona de la clase fuera eliminada, eso afectaría a su evaluación. Es por esa razón que les manda a todos dar lo mejor de sí mismos.

Shinya le pregunta a Guren por su encuentro con Mahiru, y le dice que no tiene que tener en consideración sus sentimientos (de Shinya) ya que es su novio, pero no su amante. Además, le advierte que desde que se vio con Guren no se la ha visto mucho y no estaba de muy buen humor.

Guren afirma que ella se decepcionó al ver lo débil que era.

Shinya le advierte que no pierda contra la gente de otras clases.

En ese momento suena la campana señalando el final de las clases.

Todos los estudiantes se levantan simultáneamente. Algunos se van a casa y otros se quedan hablando con sus amigos o limpiando la clase.

Guren toma su mochila y se levanta para irse.

Shinya se queda de pie a su lado y se ofrece a acompañarle hasta su casa.

Guren declina su oferta cortésmente: "Muérete".

Guren sabe que sus dos asistentes le están esperando escondidas fuera del aula. Entonces ve a Sayuri.

Ella le llama mientras le saluda con la mano.

Shigure le recuerda que Guren les dijo que las mataría si volvían a acercarse a él dentro de la escuela.

Guren inclina la cabeza y murmura: "Ya hablaremos más tarde...".

Mito Jūjō, que también está en la clase, le lanza una mirada penetrante y le llama cobarde por traerse a dos mujeres como asistentes.

Los estudiantes allí presentes se ríen, y Norito Goshi dice que debería presentarle a sus ayudantes.

Las cuatro personas mejor clasificadas de la clase son: Shinya Hīragi, Mito Jūjō, Norito Goshi y Aoi Sangū (aunque siempre está tranquila, y se va casa al terminar las clases).

Goshi se acerca a Guren con una expresión frívola y le pregunta si está saliendo con alguna de las dos chicas que viven con él; es decir, con Sayuri o con Shigure.

Guren le pregunta si está dispuesto a salir con alguien de la sucia familia Ichinose.

Goshi responde que las chicas guapas son diferentes.

Guren se sorprende por la lógica de Goshi.

Goshi le pregunta si también hace que le asistan por la noche.

Mito se sonroja y llama vulgar a Goshi y le manda dejar de hablar de cosas obscenas en el aula.

Sayuri le da la razón a Mito, y a continuación le grita con cara de indignación que deje de hacer acusaciones extrañas, ya que Guren todavía no la tocó.

La clase se queda completamente en silencio.

Goshi tiene una expresión de sorpresa.

Mito tiene cara de haber visto a un animal salvaje.

Shinya parece estar disfrutándolo, y dice: "Ey, Guren. Por cierto, ¿le puedo contar esto a Mahiru?"

Guren responde: "Ah, me marcho".

Mientras Guren camina hacia la puerta, Goshi le pide que se asegure de traer a su amigo una mujer con la que jugar la próxima vez.

Guren sale del aula.

Shigure le mira y dice: "Emm, me aseguraré de enseñarle una lección a Sayuri..."

Guren le responde: "Por supuesto".

Sayuri mira a Guren con una expresión de inocencia que indica que no entiende la situación, pero Guren decide ignorarla e ir directamente a casa.

Al llegar al extremo del pasillo, Guren siente una sed de sangre a su derecha que va dirigida hacia él; sin embargo, finge no darse cuenta. Lo hace porque para lograr lo que se propone necesita que todos sigan pensando que es débil, no tiene poder y es un idiota.

Por supuesto, las ayudantes de Guren la perciben, aunque cuando van a intervenir, Guren les indica que esperen porque puede aprovecharse de la situación.

Shigure se queja, pero es demasiado tarde. El pie de alguien impacta contra el lado derecho de la cabeza de Guren.

Se deja caer y rodar por el suelo. Al levantar la cabeza ve a alguien rodeado de seguidores. Es un chico con el pelo castaño y los ojos estrechos como los de una serpiente.

El chico mira a Guren y se disculpa diciendo que resbaló.

Shigure le grita e intenta golpearle, pero una de las chicas que le acompañaban agarra el puño de Shigure antes de que llegue a golpearle.

Tanto Shigure como Guren se sorprendieron al ver como la chica detuvo un ataque tan veloz.

La chica le pregunta qué se cree que está haciendo al atacar a Seishirō Hīragi.

Después continúa diciendo que atacar a Seishirō es una sentencia de muerte.

Seishirō la interrumpe: "Está bien, Yumi. Después de todo, a los idiotas de la familia Ichinose tienes que hablarles sin rodeos. Y tienes que tratarles a golpes, como los animales que son". Entonces levanta la mano.

Shigure reacciona e intenta parar el golpe, pero Seishirō es más rápido.

Guren se pone en pie para detener a Seishirō, pero Shinya se le adelanta y protege a Shigure sujetando el brazo de Seishirō antes de que la golpee. Shinya le dice que si golpea a una débil sirviente de la familia Ichinose en ese lugar, habrá rumores sobre ello.

Seishirō le pregunta quién le pidió su opinión. Además, le insulta y le dice que no tiene ningún valor, ya que sólo es un hijo adoptado.

Después, Seishirō le pega un puñetazo a Shinya, que no hace ningún esfuerzo por evitarlo.

Shinya sangra por el labio, y Seishirō se ríe y le asegura que es fue una buena decisión porque es incapaz de ganarle en una pelea.

Shinya no responde, y Seishirō le explica que gracias a su sensatez (de Shinya), su padre (Tenri) le eligió para ser la pareja de Mahiru.

A continuación, Seishirō le pregunta a Shinya si esos Ichinose son fuertes, y le asegura que planea ganar en la batalla del examen.

En otras palabras, Seishirō atacó a Guren para medir su fuerza.

Shinya le explica que al principio creía que sí tenía poder, ya que es el candidato a ser el próximo líder de la familia Ichinose.

Seishirō se burla de la incapacidad de Guren de proteger a la gente que le importa.

Los alumnos que estaban allí presentes se ríen de Guren, quizás por el cambio de actitud de Shinya hacia él.

Seishirō afirma que perdió el interés en Guren al descubrir que es débil. Entonces se marcha.

Goshi baja la mirada y le dice que si ni siquiera es capaz de proteger a sus compañeras, entonces no tiene ningún valor.

Mito se enfada y le pregunta a Guren si no se siente frustrado después de no haber protegido a sus compañeras y de haber sido humillado.

A pesar de todo, Guren responde que su familia le ordenó no desafiar a la familia Hīragi.

Aún más enfadada, Mito le pregunta si estaría dispuesto a morir si se lo pidiera su familia. Después, molesta por la actitud de Guren, Mito se marcha.

Los estudiantes también empiezan a irse al ver que la pelea terminó.

Shinya se acerca a Guren y le dice que se siente decepcionado y que no vuelva a hablarle ni a él ni a Mahiru. Además, le dice que aquellos que no se esfuerzan por mejorar no tienen el derecho a estar en la misma escuela que Mahiru.

Guren desea el poder más que nada. Desea poder sonreír sin preocuparse por nada, y tener la capacidad para aplastar a la familia Hīragi. Él sabe que no todavía no tiene ese poder, así que le pregunta a Shinya que debe hacer para mejorar y hacer feliz a todos.

Esto sólo muestra la supuesta incompetencia de Guren, por lo que Shinya le mira con cara de estar cansado de esa situación, y se marcha.

Al final, sólo Sayuri y Shigure se quedan con Guren.

Shigure se disculpa por ser débil, y Sayuri le pregunta por qué tiene que soportar tanto si en realidad es fuert.... Guren le indica que no diga nada.

Una lágrima se desliza por la cara de Sayuri.

Guren se disculpa.

Sayuri le dice que no es necesario y le asegura que se le metió polvo en el ojo.

Shigure le dice que no llore, porque Guren soportó todo eso y no derramó ni una lágrima incluso después de soportar eso. Además, le recuerda que la misión de ambas es proteger a Guren y asegurarse de que esté cómodo.

Sayuri deja de llorar y su expresión se ilumina, y entonces dice: "Ah, claro. Entonces esta noche en casa, nosotros...". Shigure la interrumpe diciendo que no, y después Guren le da un suave golpe en la cabeza a Sayuri.

Sayuri se frota la cabeza y le sonríe a Guren.

Guren les explica que su optimismo es suficiente para hacer que se sienta bien, y después los tres se van a casa.

Guren deduce que Seishirō es algún medio hermano de Mahiru, ya que escuchó que ella sólo tenía una hermana, así que sio están en el mismo curso será porque él tiene una madre distinta.

Guren trata de descubrir cuál es el poder de Seishirō, pero no consigue hacerlo a partir de únicamente de los datos de los dos ataques que hizo. Sin embargo, sí que puede afirmar que es rápido y fuerte.

Seishirō se pregunta si los Guren y sus ayudantes supondrán un problema durante el examen de mañana.

2ª ParteEditar

El sol se pone, y el cielo se tiñe de rojo.

Shigure, Sayuri y Guren vuelven caminando desde la escuela.

En una tranquila área residencial encuentran un pequeño supermercado.

Mientras Shigure y Sayuri entran a comprar comida para la cena, Guren espera fuera con los brazos cruzados, sentado en una barandilla.

De repente, escucha la voz de un niño que le pregunta a alguien llamado Saito si puede comprar las chucherías que quiere.

Al mirar en la dirección de la que proviene la voz, ve a un chico rubio con la piel clara una hermosa cara. El niño parece estar sonriendo.

El chico habla con Saito sobre que debería comprar para sus compañeros del orfanato.

Saito le pregunta si podrá ir a comprar él solo. Además, dice su nombre, Mikaela.

Mikaela le responde que como tiene 8 años es evidente que sí, y le sonríe a Saito.

En ese momento, Guren ve a Saito sacar 10.000 yenes.

Mika se sorprende y le dice que es mucho dinero. Sin embargo, Saito sonríe y le dice que ese dinero es para todo el orfanato.

Después Mika entra al supermercado dicendo que hubiera estado bien traer a Akane.

Guren mira al hombre llamado Saito.

Saito lleva un traje negro igual al que llevaba el hombre que le atacó hace diez. De hecho, es el mismo hombre.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar