FANDOM


Volumen 1
Owari no Seraph NL 1.png
Capítulos
Prólogo
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Epílogo
Navegación
← Ninguno Volumen 2

Los días pasaron con rapidez.

Cada consistía básicamente en ser ridiculizado. En todos los temas, Guren pierde contra los estudiantes que son expertos en la hechicería Hīragi.

En este momento está teniendo lugar una sesión de prácticas que implica a toda la escuela.

Guren recibe un golpe firme que le hace caer al suelo.

El chico que le golpeó se llama Goshi Norito.

Goshi se burló de Guren. Los demás estudiantes se rieron de él, y alguno dijo que tenían que decirle a la profesora que si permiten que un estudiante tan débil se quede, bajará la moral de la clase. Goshi está de acuerdo.

Una chica que está detrás de Guren le pregunta si no le molesta que digan eso de él. La chica resulta ser Mito Jūjō, que le está mirando enfadada.

Mito le pregunta si estaba luchando seriamente, ya que no percibió ningún deseo de luchar por parte de Guren.

Guren le sonríe y le dice que es imposible que pueda ganar al hijo mayor de familia Goshi.

Mito le pregunta a Guren por qué no conoce a la familia Jūjō, pero sí conoce a una familia de segunda clase como la familia Goshi.

Goshi se enfada al escucharle decir que su familia es de segunda clase. Se acerca a Mito y le dice que esa es la única vez que su un Jūjō podrá enfrentarse a un Goshi, y le asegura que cuando se convierta en el líder de la familia Goshi la aplastará (a Mito).

Mito da un paso al frente y sonríe. A continuación, hinchando su pequeño pecho provoca a Goshi.

Él le responde que no va a tener piedad con ella por ser una chica.

Mito sigue provocando a Goshi.

Goshi le grita: "¡Te voy a matar!".

Mito contesta: "¡Ponme a prueba!"

Los dos empiezan a pelearse.

Sus movimientos son muy rápidos, al igual que sus velocidades de invocación. Incluso los otros estudiantes que son considerados de élite estaban impresionados por el combate.

El profesor no les detiene. De hecho, les dice a los demás estudiantes que los observen y aprendan de ellos.

Mirándoles con ojos vacíos, Guren se levanta y suelta un suspiro.

Detrás de él, con los brazos cruzados, Shinya Hīragi mira fijamente la pelea y le llama.

A continuación, Shinya dice: "Parece que no has podido aguantar las ganas de ser golpeado".

Guren le mira un instante y después se gira para observar la pelea entre Mito y Goshi. Su intención es descubrir algo a útil de ellos dos.

Shinya se acerca a Guren y le confiesa que le estuvo observando los últimos diez días. Además, le dice que parece que se le da bien tomar datos y evitar recibir daño.

Guren le pide que le deje en tranquilo.

Shinya afirma que tiene que conoce a su futuro compañero en la misión de aplastar a la familia Hīragi.

Guren niega ser su compañero.

Shinya le dice que es hora de que le muestre su verdadera fuerza.

Entonces dirige su puño hacia Guren.

Al instante todos les prestaron atención a ellos dos. Incluso Goshi y Mito dejaron de luchar.

Todos tienen interés en la batalla, no sólo porque Shinya pertenezca a la familia Hīragi, sino también porque Shinya derrotó con una sola mano a Goshi durante la primera práctica. 

Shinya advierte a Guren que no se va a contener en su ataque.

Guren mira el puño de Shinya. Luego mira a Shinya, sonríe y dice: "No creo que tenga la capacidad suficiente para ser su oponente aunque..."

Shinya le interrumpe diciendo: "Cállate, y pelea de una vez".

Shinya se mueve. Un hechizo se arremolina alrededor de su brazo. Guren deduce que es una forma de invocar a los dioses demoníacos para que aumentar el poder de su ataque. Se pregunta si es una maldición Vajrayaksa o algo distinto.

Si Guren no reacciona apropiadamente y pelea contra él, cabe la posibilidad de que muera.

Entonces el puño le golpea en el pecho y se oye el sonido de una costilla rota.

El cuerpo de Guren sale volando, y a judgar por el tiempo que tarda en caer, le lanzó bastante alto.

Le cuesta pensar y tiene la visión borrosa.

Shinya se pregunta si es tan terco como para no atacar, o si por el contrario es así de débil.

Mito va corriendo hasta Guren y avisa al profesor de que Guren está echando sangre por la boca.

El profesor simplemente sonríe.

Los demás alumnos hablan sobre el inmenso poder de Shinya.

Mito miro a todos con una expresión de asco al ver que nadie le ayudaba, y les pregunta qué se creen que están haciendo.

Goshi reacciona y se acerca. Avisa al profesor que las heridas parecen realmente graves, y que habría que llevar a Guren a la enfermería.

Ese no debería haber sido el caso. Guren se había preparado para encajar el golpe de forma que no fuera afectado ningún órgano vital incluso si se rompía alguna costilla.

Entonces, Guren pierde el conocimiento.

Al abrir los ojos, Guren ve que está en un lugar parecido a una habitación de hospital.

Tanto el techo como las paredes son de color blanco.

Se levanta de la cama.

No lleva ropa en la parte superior del cuerpo, que está envuelta con varias capas de vendajes. Su pecho palpita de dolor. Probablemente no fue una lesión fatal, por lo que Guren se pregunta por qué razón perdió se desmayó.

Guren se quita las vendas. La mitad de su piel tiene un tono azul, casi negro. Deduce que perdió el conocimiento debido a que se rompió un vaso sanguíneo y perdió demasiada sangre. Ve una señal de incisión en su piel.

En ese momento, Guren escucha una voz de chica fuera de la enfermería. Una voz que ya conoce.

Al mirar en esa dirección a una chica apoyada en la puerta. Tiene un hermoso pelo de color ceniza, y unos iris de un tono oscuro casi negro.

Es Mahiru.

Mahiru Hīragi.

Ella le mira con cara de preocupación. Le mira con una expresión que parece indicar que no sabe qué decir a su amigo de la infancia.

Entonces dice: "...No puedes quitarte los vendajes sin permiso".

Guren reflexiona un segundo sobre que debería decirle.

Él le contesta: "Ha pasado un tiempo... Señorita Mahiru", mientras inclina la cabeza.

Mahiru le dice que no está hablando con ella de la misma forma que hacían diez años atrás.

Guren se defiende alegando que la situación era diferente, y por aquel entonces él sólo era un niño ignorante.

Mahiru le dice que puede estar tranquilo. Guren percibe un poco de ira en su voz.

Guren le advierte que su padre se enfadará si se acerca a él, pero Mahiru le asegura que ya es adulta, por lo que puede tomar sus propias decisiones. Además, le dice que es el deber del líder de la familia Hīragi cuidar de las familias subordinadas.

Por cierto, la familia Ichinose se separó de la familia Hīragi hace siglos, por lo que realmente no son sus subordinados. A pesar de saberlo. Mahiru se refirió a ellos como tal.

Guren mira a Mahiru, que parece un poco enfadada. El motivo es que la situación entre sus respectivas familias no cambió nada en esos 10 años.

Al pensar en ello, Guren recuerda la oferta del mensajero de la Iglesia Hyakuya.

Mahiru le pregunta si no tiene nada que decirle.

Guren le contesta: "No hay nada que decir".

Durante unos segundos hubo un silencio incómodo en la habitación.

Mahiru empieza hablando: "¿Qué tal tu lesión?"

Guren le responde que está bien.

Mahiru le pregunta si es verdad que en la escuela le menosprecian.

Guren responde que si sus fuentes le dijeron eso, entonces será verdad.

Mahiru se queda mirando fijamente a Guren.

Guren no sabe que responder o qué quiere ella de él. No pueden cambiar la situación entre sus familias. Y ella también lo sabe.

Guren levanta la mirada, y le dice a Mahiru: "Señorita Mahiru, se ha convertido en una mujer fuerte y hermosa después de estos diez años, ¿verdad?"

Mahiru se sorprende un instante, pero luego sonríe felizmente y contesta: "¿Y un matón como usted ha aprendido cómo alagar a la gente?"

Guren le asegura que no es una alago, pero Mahiru le interrumpe diciendo que está feliz al saber que Guren la considera hermosa.

Después se aprieta los labios con una expresión de vergüenza, aunque la expresión de Guren no cambia. Él le pregunta si quería algo de él.

Ella le responde que sólo quería comprobar que estaba bien. Al ver que él no tenía ganas de hablar con ella, Mahiru decide irse.

Antes de que se vaya, Guren le felicita por su compromiso con Shinya.

Ella se estremece al descubrir que él conocía su relación con Shinya. Después le da las gracias y se va de la enfermería.

Cuando ya estaba seguro de que se había ido, Guren se queda mirando a la pared blanca y dice enfadado: "...Maldita sea. Soy un imbécil".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar