FANDOM


Volumen 1
Owari no Seraph NL 1
Capítulos
Prólogo
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Epílogo
Navegación
← Ninguno Volumen 2

Todos los estudiantes están reunidos en el auditorio.

Hay 1100 alumnos. De ellos 600 son del primer curso, 640 del segundo y 160 del tercero.

La razón por la que en los cursos superiores hay menos alumnos es que en los exámenes de selección se evalúan las capacidades de los aspirantes, y si no se consideran lo bastante buenas, los alumnos deberán abandonar la escuela.

Para sobrevivir en la escuela se necesita dominar tanto técnicas de lucha como técnicas de brujería.

Guren superó el examen de admisión sin problemas. De hecho, le resultó tan fácil que tuvo que pensar qué preguntas fallar para ocultar su talento.

El director da un largo discurso, mientras Guren está despreocupado pensando en el futuro.

Entonces una chica que estaba cerca de él le dice: "Ey, Ichinose Guren. Respóndeme a una pregunta". Guren le pregunta si se está dirigiendo a él, y ella contesta: "¿Ves a alguien más que pertenezca a la sucia familia Ichinose?" Guren mira a la chica, que es pelirroja y tiene los ojos marrones, y le pregunta quién es. La chica, ofendida, le dice que es un ignorante por no reconocerla después de ver el color de su pelo.

Guren ya sabía más o menos quién era la chica. Probablemente pertenecía a la familia Jūjō.

Jūjō Tohito. Consiguió exorcizar a un demonio legendario sin ayuda, y el precio que pagó fue cargar con una maldición. Además, desde entonces sus descendientes han nacido con el pelo rojo.

Eso fue escrito incluso en los libros de Historia.

Guren le pregunta quién es. Después de una pequeña discusión, la chica dice llamarse Mito Jyuujou y pertenecer a la conocida familia Jyuujou.

Guren sigue fingiendo no saber quién es su familia, y decide molestarla un poco. La chica se ofende y le pregunta si no conoce a su antepasado, el responsable de sellar al Shiki de Kaede.

Al ver que Guren no la reconoce, la chica se enfurece. Sin embargo, decide mantener la calma y se repite a sí misma que él es sólo un inútil miembro de la familia Ichinose, y por lo tanto un idiota y un ignorante.

Guren piensa que todos los miembros de la otras familias son así de irrespetuosos y poco sociables. Inmediatamente después se da cuenta de que él tampoco está en situación de decir eso de nadie, dado que él también tiene una actitud arrogante y desconfiada. Ese pensamiento le hace reír.

Al creer que se estaba riendo de ella, la chica grita lo bastante alto como para que su voz resuene por todo el auditorio.

Todos se quedan mirando a Mito, e incluso el director para su discurso. La cara de Mito se vuelve completamente roja (del color de su pelo), y ella dice en voz baja: "A... Ah, Erm... Lo siento. Por favor, continúe". Entonces, el director continúa con su charla. Los demás estudiantes también dejan de prestarle atención a Mito.

Mito está encogida de vergüenza. Guren intenta consolarla diciendo: "Ja, ja. Es genial, ¿no? En un instante llamaste la atención de todos como si fueras una idol...". Mito le responde: "¿Sabes que voy a matarte?" Justo después, Guren recibe un golpe (sin demasiada fuerza) en la espalda. Por la fuerza del golpe, Guren deduce que la chica probablemente es de las que usan magia para fortalecer las habilidades de combate de su cuerpo. Guren basa su suposición en eso y en el hecho de que en los libros de Historia está escrito que los Jyuujou son capaces de abrumar a los demonios con su fuerza bruta.

Por lo general, los miembros de la familia Jyuujou fueron empleados a menudo como asesinos o guardaespaldas.

Guren intenta evaluar la capacidad de Mito para determinar si podría vencerla con su nivel actual. Al ver como la observa, Mito le pregunta qué es lo que quiere. Él le responde que fue ella la que se acercó a hablar con él en primer lugar.

Finalmente Mito le confiesa que quería preguntarle de qué estaba hablando antes con Shinya. Guren al principio le dice que no era nada importante, pero Mito continúa insistiendo en que se lo diga. Guren le dice que estaban hablando de cuáles son las chicas más guapas de la clase, y que Shinya iba a invitarle a salir esta noche.

Mito cree lo que dice Guren y se sonroja, mientras dice que es imposible que ocurra eso porque Shinya está emparejado con Mahiru.

Enseguida, Guren comprende que su padre le ocultó que Mahiru estaba emparejada con Shinya. También se da cuenta de que Shigure y Sayuri probablemente también lo sabían, pero prefirieron no decírselo. Entonces, afirma para sí mismo que su relación con Mahiru sólo fue un encaprichamiento de un niño de cinco años y que ya no siente nada por ella.

Mito sigue hablando, nerviosa y avergonzada. Le pide a Guren que le diga a Guren que ese tipo de relación no es posible, y que respeta su unión con Mahiru.

Guren le pregunta si conoce a Mahiru. Mito se molesta al ver que se refiere a Mahiru como si fuera cercano a ella. Guren repite la pregunta de forma más respetuosa, y Mito le contesta que Mahiru es como una diosa a la que no le importa relacionarse con amabilidad con la gente inferior sin tener en cuenta su rango. Además, le dice que Mahiru sacó la mejor nota en todos los exámenes prácticos y teóricos de todas las asignaturas.

Guren se plantea si es capaz de derrotar a Mahiru, pero entonces los recuerdos del tiempo que pasó con ella hace diez años pasan por su mente.

Entonces el director termina su discurso y le llega el turno a Mahiru. De repente todo se queda en un anormal silencio. Ese es el poder del apellido Hīragi. El poder para silenciar a las 1100 personas allí presentes.

Mientras Mahiru empieza su discurso, Guren se enfurece al darse cuenta de que la distancia entre los dos no cambió en esos diez años.

Es por la noche. El reloj marca las 19:30.

Después del discurso tuvieron que hacer varias pruebas relacionadas con la brujería. Y sólo después de terminarlas, pudieron volver a casa. Guren vive en un apartamento que está en lo alto de un edificio al que tarda 15 minutos en llegar caminando desde la escuela.

Para evitar que se infiltraran sus enemigos, la familia Ichinose alquiló todos los apartamentos que estaban justo encima o debajo del de Guren. Además, colocaron hechizos trampa. Por otro lado, también alquilaron cuatro apartamentos que estaban en el mismo piso que del de Guren.

Como había 14 apartamentos libres, Guren se pregunta por qué Shigure y Sayuri están viviendo en el suyo. Después de una pequeña discusión, Guren les ordena irse a otro apartamento.

Al ver que las dos chicas no se iban, Guren les pregunta si quieren saber lo que significa convivir con él. Sayuri le contesta que sí. A continuación, Guren señala una caja cerrada y le dice que en ella hay revistas porno (en realidad es mentira), lo que hace que Sayuri se tense de inmediato.

Al principio parece que las convenció, por lo que les vuelve a decir que se vayan a otro apartamento. Sin embargo, Sayuri (con la cara roja como un tomate y los ojos fuertemente cerrados) le interrumpe diciendo: "Está bien... Mi padre ya me ha hablado de estas cosas". Guren se sorprende, y Sayuri continúa hablando: "Qu-Que esto también es parte de... m... m... mi trabajo. Si me ne... necesita por la no... noche..."

Guren se molesta al escuchar sus palabras y le grita: "¡¿Que clase de estupidez te dijo ahora tu padre?!"

Sayuri no le hace caso y sigue hablando: "A... A... A... Ade... Además, si es por su bien, señor Guren, lo haré... Así que no tiene que utulizar revistas porno..."

Guren vuelve a gritar: "¡Sal de aquí, imbécil!"

Shigure, que está callada al lado de Sayuri, le explica a su compañera que en la caja hay libros de investigación sobre la brujería.

Entonces Sayuri le dice a Guren que si en algún momento tiene alguna de esas necesidades se lo haga saber por adelantado para que tenga tiempo de prepararse mentalmente.

Dando la conversación por terminada (aunque el tema no haya quedado resuelto), Shiguri se va a limpiar y Sayuri le pregunta a Guren qué quiere comer. Guren contesta que quiere curry. A continuación, se tumba en el sofá y llama por teléfono a su padre.

Guren le dice que todo va bien por la escuela, y su padre le dice que está muy orgulloso de él, sentimiento que Guren también tiene hacia él.

Al ver que terminó de hablar, Shigure le preguntó a Guren que equipaje debía desempaquetar primero. Guren le dijo que desempaquetara el que estaba al lado de la entrada, y le advierte que contiene herramientas de brujería. Después le pregunta a Sayuri cuánto tardará en estar lista la comida. Ella le contesta que una hora, así que Guren toma una pequeña bolsa negra que había allí y se marcha diciendo que va a tomar una siesta.

En la bolsa había una espada japonesa. Los Ichinose desarrollaron unas habilidades que combinan el uso de la espada con la hechicería, y cuando se trata de usar sólo la espada, no se pueden permitir perder ante la familia Hīragi. Lleva con él su katana únicamente para entrenar, ya que pretende esconder sus verdaderas habilidades a los Hīragi.

A continuación, oculta su presencia y sale del apartamento sin que ni Sayuri ni Shigure se den cuenta de ello.

Los Ichinose modificaron una planta entera del edificio para convertirla en un campo de entrenamiento.

En ese edificio sólo pueden usar el ascensor un residente o alguien a quien un residente haya concedido acceso. Además, sólo puede subir al piso al que tiene acceso. Aun así, alguien aparece en el ascensor.

Por cierto, el edificio tiene 27 pisos.

En este momento Guren está en la planta 25, la planta 26 fue alquilada por la familia Ichinose, y en la planta 27 vive el dueño del edificio y su familia.

En el ascensor hay un hombre de unos 20 años con un traje negro.

Guren mira al hombre, que le sonríe y le hace una reverencia. A continuación, Guren le devuelve la reverencia y le pregunta si va a subir al piso 27. El hombre responde si es familia del dueño del edificio. El hombre responde que sí.

Guren dice que están deseando llevarse bien los próximos tres años. El hombre contesta que el placer es todo suyo.

Al entrar en el ascensor Guren ve que el botón del piso 27 no está marcado. De hecho, el único piso marcado es el 25.

En otras palabras, el hombre mintió al decir que es familia del dueño. No sólo eso, contó una mentira que se descubriría al entrar en el ascensor.

Guren susurra: "Un asesino, eh".

Guren se agacha y saca su katana. Fue entrenado desde pequeño para poder usar una katana en cualquier lugar, incluso en uno tan pequeño. El hombre reacciona fácilmente a su ataque. De hecho, parece que ya estaba preparado para él. Después saca una cadena de su bolsillo y le devuelve el ataque a Guren.

Guren nunca había visto los encantamientos que envolvían la cadena. Por lo menos no son usados por la familia Hīragi.

Los encantamientos de la familia Hīragi son desarrollados por el perfeccionamiento basándose en Vajrayana y Onmyodo, con elementos de varias ciencias de la hechicería de todo el mundo. Los Ichinose comparten el mismo origen, por lo que pueden descifrar sus encantamientos hasta cierto punto.

Sin embargo, los encantamientos de este hombre están basados en un estilo totalmente diferente al suyo, probablemente en la magia de Europa Occidental. Cábala. O tal vez algo más. Parece que todas las antiguas técnicas de hechicería japonesa fueron mezcladas en la cadena. A pesar de todo, Guren no pudo descifrarlo.

El hombre enreda su cadena alrededor de la katana de Guren. Antes de que pueda quitarle la espada, Guren le da una patada al hombre y saca una talismán de la manga izquierda de su uniforme. Después completa los gestos ku-ji con sus dedos.

Instantáneamente, el talismán arde y desaparece. Al mismo tiempo, una ráfaga de luz aparece ante los ojos del hombre. Es diferente al hechizo que usó Shinya por la mañana. Éste es más rápido, más silencioso, y tiene la capacidad de matar a una persona.

Unos rayos están a punto de perforar los ojos del hombre, pero Guren quiere asegurarse de que muera, así que apunta con su katana al cuello del hombre.

El hombre levanta el brazo derecho para bloquear el ataque, pero a Guren no le importa y continúa su ataque. El golpe es tan feroz que no rompe únicamente el brazo del enemigo, sino también su cuello. Entonces escucha el sonido de lo que parece ser el choque de metal con metal.

Si ese es el brazo de un ser humano debería haber sido cortado. Incluso si estuviera protegido por una armadura de hierro, Guren confía en poder atravesarla. Pero la katana se detiene.

El hombre mira a Guren y sonríe. Sus ojos no fueron aplastados. Del brazo que fue cortado empieza a salir un humo negro, y como si tuviera voluntad propia se mueve hacia Guren.

Guren salta fuera del ascensor y coloca talismanes en las cuatro esquinas del ascensor. Los talismanes crean una barrera que se supone que mata a cualquiera que la cruce.

Guren intenta provocar al hombre para que salga del ascensor, pero el hombre se ríe y se burla de Guren. Guren le pregunta si le envió la familia Hīragi, pero el hombre se limita a reír y a decir que es bastante listo si es capaz de deducir eso.

Al ver que no va a obtener ninguna información útil de él, Guren activa las maldiciones que contiene su espada (que son tan fuertes que el filo de la espada se vuelve de color rojo) y atraviesa las costillas del hombre con ella. Otra vez se escucha el mismo sonido, el choque de metal con metal. Al hombre se le sale una costilla por la parte superior del hombro izquierdo.

El hombre sigue riéndose. Realmente es un monstruo, piensa Guren.

Del corte salen humo y unas cadenas negras envueltas en unos encantamientos que Guren no había visto nunca antes.

Una vez más, Guren intenta retirarse del ascensor. El brazo derecho de Guren (que es con el que está sujetando la katana) es capturado por las cadenas. Guren piensa en cortarse el brazo, pero entonces la katana quedaría fuera de su alcance. La otra opción que tiene es atacar al hombre una vez más.

Guren habla con el hombre mientras el humo y las cadenas se mueven como si tuvieran voluntad propia.

Le pregunta quién es. El hombre le pregunta quién cree que es. Guren responde que es un monstruo, pero el hombre le asegura que es humano.

Guren le pregunta si ha sido transformado en un "Soldado Quimera Reestructurado" a través de experimentos humanos. El hombre le dice que sí, y le pregunta si los Ichinose también llevan a cabo esos experimentos. Guren responde que no.

Quizás es por que siente que debe responder honestamente. El hombre oculta sus cadenas en su cuerpo, incluso el humo se calma. Al mismo tiempo, incluso los cortes del traje se repararon. Guren no sabe que tipo de configuración permitía hacer todo eso. ¿El traje es parte del cuerpo, o es algo que va separado? También piensa en qué debería hacer durante su próxima batalla. Plantea eliminar el humo con fuego.

En ese momento, el hombre se presenta. Le dice que se llama Kijima Makoto, y que trabaja con la Iglesia Hyakuya.

La Iglesia Hyakuya es el nombre de una organización de hechicería considerablemente grande que se dice que está apoyada por una división secreta del país. Además, ayudó a muchos políticos del país.

A lo largo de los siglos, cada vez que había un cambio en el gobierno de la nación, la Iglesia Hyakuya y la familia Hīragi (que también era una organización de brujería a gran escala) participaron repetidamente en escaramuzas para determinar quién se convertiría en el respaldo del poder gobernante; sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, la Iglesia Hyakuya recibió apoyo de Estados Unidos logrando convertirse en la columna vertebral de este país.

Se rumoreaba que harían cualquier cosa para adquirir poder e influencia.

Asesinato. Secuestro. Guerra. Incluso experimentos humanos.

Las historias sobre cómo fueron tratados los niños de los orfanatos dirigidos por la Iglesia Hyakuya son especialmente famosas. Se dice que los padres de niños con talentos especiales fueron asesinados y los niños reunidos en los orfanatos para experimentar con ellos.

Kijima le dice que estuvo investigando su pasado, y le explica que una alianza con la Iglesia Hyakuya le permitiría aplastar a la familia Hīragi sin problemas.

Guren rechaza su oferta y le manda ir a informar a sus jefes. A continuación, le da cinco segundos para irse. Mientra cuenta hacia atrás aprieta con fuerza la empuñadura de su espada. Guren toca con su conciencia la parte sellada de Kujakumaru (una katana que emite una maldición, y tiene un aura roja, procedente de la magia negra).

Cuando Guren va contando por el tres, Kijima dice que Guren tiene una actitud completamente diferente a la de antes, y su amenaza no es un farol.

Mientras se están cerrando las puertas del ascensor, Kijima le asegura a Guren que se arrepentirá de no haberse aliado con su organización.

Guren se siente contento al saber que habrá una guerra con los Hīragi, ya que le dará la oportunidad de aplastarles.

La Iglesia Hyakuya es lo bastante grande como para poder enfrentarse a ellos. Se rumorea que su poder se extendió incluso a otros países.

En ese momento, Guren escucha la voz de Sayuri, que le está llamando. En pocos segundos aparecen las dos. Al verle creen que estuvo en el campo de entrenamiento, y Guren no les dice lo contrario.

Guren les pregunta si la comida ya está lista, y Sayuri vuelve al apartamento porque dejó la comida en el fuego.

Shigure le dice que mañana va a preparar la zona que está delante del apartamento para que también pueda entrenar ahí.

Guren enfunda la katana y vuelve a guardarla en la bolsa.

Al ver el aspecto de Guren, Shigure le pregunta si le pasó algo. Él contesta: "Nada. Lo de siempre".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar